¡Hola amigonejos!

Ya ha llegado el frío a nuestras ciudades y también a nuestras casas. Aunque los conejos son animales que aguantan mejor las temperaturas frías que las calientes, no está de más que les acondicionemos zonas donde puedan relajarse si sienten frío. Os vamos a dar algunas opciones para ellos -¡y alguna de ellas nos gustan incluso para nosotros si hubiera en nuestra talla!- sobre cómo evitar el frío en conejos.

Casitas para conejos

Las casitas para conejos son ideales, ya que son compactas, bonitas y muy acogedoras para ellos. Las hay de muchos tipos: más grandes, más pequeñas, con diseños llamativos, más austeras…A mí, las que me gustan son las que dejan suficiente espacio como para que estén sentados dentro. Es decir, que no tengan la entrada muy estrecha, y así nos evitamos que intenten hacer «reformas».

Consejo: que no tengan el techo muy alto, a ellos les gusta sentirse resguardados y he podido comprobar que si el techo es más alto de lo que les gusta, pasan menos tiempo dentro. La altura ideal es la que les deja estar sentados. Por cierto, las puedes encontrar desde menos de 10€ hasta 40€.

Súper Guía de Vegetales

Lleva siempre contigo la lista de vegetales y frutas aptas para tu conejito

Camas acolchadas

Si no te apetece una casita o si quieres simplemente tener algo que le resguarde en una determinada estancia, también están las camas acolchadas. ¡Siempre y cuando lo tengas acostumbrado a hacer pipí en la esquinera! Cuando Mico no estaba castrado, iba marcando contínuamente con el pipí y la camita que tenía acabó en la basura…

El rango de precio es, como antes, desde menos de 10€ hasta lo que quiera el vendedor.

Protección del suelo

Y por último, si no quieres o no puedes gastar dinero, la solución más barata y cómoda: ponle una manta en el suelo o una alfombra (que además agradecerá para no resbalarse y poder limpiarse bien). Normalmente le gustará pegada a la pared, les suele gustar tener el culo contra la pared y ya si se lo pones debajo de una silla, igual das con su sitio ideal. En cualquier caso, obsérvalos, yo ahora mismo voy detrás de ellos con la manta y parece que lo agradecen.

Espero haberte ayudado, ¡aunque con tanta cosa bonita igual te he liado más! Cuéntanos si tenéis algo así en casa, aquí o en nuestra página en Facebook. ¡Hasta el próximo día!

¿Qué te ha parecido este post, te ha servido?

¡Haz clic en un corazoncito para puntuar!

Promedio de puntuación 4.2 / 5. Recuento de votos: 5

De momento no hay votos, ¡deja el tuyo y estrénalo!

Pin It on Pinterest