Qué hacer cuando encontramos un conejo abandonado


¡Hola amigoneja/o! Ya estamos de vuelta después de habernos tomado unos días de descanso y precisamente vuelvo para hablarte de un tema muy importante y que entraña mucha responsabilidad. En estos meses de verano  ocurre algo que no nos gusta nada ver pero que tristemente sucede mucho: los abandonos de animales. Puede pasar que vayamos caminando por la calle y nos encontremos a un conejo abandonado y queramos rescatarlo. ¿¡Pero qué puedes hacer!?

Como no soy experta en el tema, he querido hablar con una protectora que vive muy de cerca estos casos y que sabe de buena tinta qué hacer cuando encontramos un conejo abandonado, hablamos con APPA La Madriguera.

¿Qué hacer cuando nos encontramos un conejo abandonado?

Un conejo doméstico no puede vivir en el campo ni en un parque. No está preparado para buscar alimento ni agua, ya que se ha criado en un ambiente donde todo está a mano, así que abandonarlo en el campo pensando que es su sitio ideal por naturaleza es un error gravísimo que va a condenar al animal sin duda. Por eso es tan importante que si nos encontramos a un conejito en este hábitat le rescatemos. Según nos cuentan desde La Madriguera “lo primero que hay que hacer es rescatarlo del lugar donde se encuentra, especialmente si se trata de una zona peligrosa donde el animal corra peligro. Si ves que es una zona complicada, con un difícil acceso o donde haya un peligro inminente, avisa a alguna asociación protectora para que te ayude con el rescate del animal. A partir de este momento, el animal deberá estar siempre aislado hasta que pase la cuarentena.

Una vez que el animal esté a salvo, hay que ofrecerle agua y comida. La mayoría de ellos vienen deshidratados y desnutridos porque no son capaces de buscar una fuente de agua o alimento. Si no tienes heno o pienso de conejo en casa, siempre puedes probar a darle algunas de las verduras o frutas frescas que todos tenemos en nuestra despensa como pueden ser la escarola, las hojas de las zanahorias, los canónigos u otras verduras de hoja verde, entre otras. Aunque algunos de los alimentos que tenemos en casa son ricos en azúcares, lo importante es que el conejito coma algo hasta que podamos adquirir heno y pienso

Una vez fuera de peligro…

Ahora que ya está fuera de peligros externos y está comiendo y bebiendo, lo siguiente es hacerle un chequeo para ver su estado de salud y empezaremos a pensar en su futuro inmediato, ¿se habrá perdido?, ¿necesitaré buscar casa de acogida o adoptante? Pero antes…

Hay que explorar el estado de sus ojos, las orejas, la piel, las patas, los genitales y cómo se encuentra en general. La mayoría de los animales abandonados, además de malnutridos y deshidratados, pueden venir muy sucios, con parásitos, con golpes o heridas importantes. Por ello, es necesario llevarlo a un veterinario especialista en exóticos para que lo revisen y le den el tratamiento adecuado.

Si no puedes pagar uno, puedes intentar hablar con el veterinario para que te ofrezca alguna solución de pago a plazos, recaudar dinero a través de algún evento en redes sociales o, en el peor de los casos, llamar a la perrera municipal, siempre y cuando no sacrifique animales.

Por el contrario, si su estado es bueno y durante la revisión veterinaria te dicen que el animal está sano y no tenía microchip con el que localizar a sus dueños, lo ideal es poner carteles de “Encontrado” en la zona donde apareció por si estuviese perdido o hubiese sido robado. Una recomendación es poner el cartel sin foto para que los propietarios den la propia descripción de animal y así sepas con seguridad que son su verdadera familia. En este caso, si no lo reclama nadie o estás seguro de que ha sido abandonado, lo mejor es hacerle fotografías y darle difusión a través de redes sociales, grupos o foros especializados para intentar encontrarle un adoptante.

Encontrar un buen adoptante puede llevar mucho tiempo, pero es la mejor manera de saber que el animal no acabará de nuevo en malas manos. Asimismo, es necesario facilitar al futuro adoptante un formulario de adopción, firmar un contrato de adopción y visitar siempre la casa donde va a vivir para cerciorarse de que la información que nos han facilitado es veraz y que el conejo estará debidamente cuidado.”

¿A quién puedo llamar para que me ayude?

Les quise preguntar a La Madriguera a quién se puede llamar y a quién no, porque no sé a ti, pero a mi siempre me entra la duda (y el miedo) de si las protectoras municipales son una buena alternativa o no. Según lo que nos han comentado, siempre será mejor encontrar alternativas.

Muchas personas, cuando encuentran un animal abandonado, se ponen en contacto con asociaciones o protectoras de pequeños animales. Sin embargo, la mayoría de las veces las protectoras no disponen de hueco o los recursos necesarios para poder acoger a ningún animal nuevo; ya que los avisos de abandonos diarios son numerosísimos. Es importante recordar que estas asociaciones están formadas por voluntarios y no suelen tener ningún tipo de ayuda estatal. Asimismo, la mayoría de las asociaciones protectoras de pequeños animales tampoco disponen de un refugio, sino que dependen de las casas de acogida disponibles para por dar entrada a los animales. No obstante, cualquiera de estas asociaciones estará encantada de orientarnos sobre los cuidados necesarios que necesita el animal que hemos rescatado y los pasos a seguir, ya sea para buscarle una familia de adopción o adoptarle nosotros mismos como nuevo miembro de nuestra propia familia.

Por otro lado, es muy importante conocer el Centro de Protección Animal de nuestro municipio si decidimos que no podemos hacernos cargo del cuidado del conejo rescatado. La mayoría de los centros, salvo que haya alguna Ley autonómica al respecto, pueden sacrificar a los animales una vez haya expirado el plazo legal que tienen que esperar por si apareciese el legítimo dueño del animal y, además, la mayoría de ellos no disponen de instalaciones adecuadas para exóticos; por lo que lo ideal es dejar esta alternativa como última opción.”

Atención a esta advertencia que nos hacen desde la Asociación Protectora de Pequeños Animales La Madriguera, ya que, desgraciadamente, hay gente con malas intenciones que también está dispuesta a adoptar: “Asimismo, como persona responsable del bienestar del conejo que hemos rescatado, deberíamos huir de aquellas personas que se ofrecen a cuidar del conejito sin garantizar unos mínimos para su cuidado, personas que tienen muchos conejos viviendo en jardines o parcelas, personas que tengan serpientes u otros animales que se alimenten de pequeños animales, etc. La mejor opción siempre será quedarse con el animal en acogida hasta que salga un adoptante responsable.

¿Y si decides que acabe viviendo contigo?

Ya sabes que lo primero es llevarle al veterinario de exóticos para hacerle la pertinente revisión, ponerle al día en vacunas o iniciar el tratamiento que haga falta. ¿Y si va a tener compañeros peludines? “es importante tener al nuevo inquilino aislado del resto de animales: una habitación, un baño o la cocina será suficiente durante la cuarentena. Además, evitaremos juntar sus enseres con el de nuestros conejos para impedir el contagio de alguna enfermedad latente, nos lavaremos bien las manos después de estar con el nuevo inquilino hasta que estemos seguros de que está sanote y, si lo crees necesario, puedes usar un chándal o una prenda de ropa para cuando estés en la habitación donde el conejito esté aislado.

Un último consejo de parte de La Madriguera…

“Saber que hemos conseguido salvar a un conejito de la agonía y el sufrimiento para darle una nueva vida, habrá merecido la pena.”

No darle la espalda a un animal abandonado supone un gran sacrificio porque, desde ese mismo momento, nos convertimos en el responsable directo del bienestar de ese animal. Tendremos que garantizarle un alojamiento, una alimentación y unos cuidados veterinarios adecuados hasta que encuentre una familia responsable.

Sin embargo, hacer las cosas bien y pensando en el bienestar del propio animal supondrá un antes y un después en nuestra vida. Saber que hemos conseguido salvar a un conejito de la agonía y el sufrimiento para darle una nueva vida, habrá merecido la pena.

Además, no tenemos por qué hacer todo esto solos. Déjate aconsejar por las personas que se dedican a rescatar este tipo de animales. A veces ellos mismos podrán hacerse cargo del caso, pero otras tantas te apoyarán hasta que encuentres esa familia especial para ese conejito al que le vas a cambiar la vida.  Y, ante todo, gracias por no mirar hacia otro lado. Tú marcas la diferencia.”

Conejo abandonado adoptado | Conejos domesticos | Conejos enanos | Viviendo Con Un Conejo | Belier | Angora

Final feliz: la adopción de Gascón y Tobías

Espero que tras este post tengas una idea más clara de qué puedes hacer si encuentras un conejo abandonado en un parque o en el campo. Quiero agradecer a APPA La Madriguera (y en especial a Lara) el esfuerzo y el tiempo dedicado -que sé que no les sobra- para ayudarnos y darnos toda la información necesaria. En esta página puedes ver los conejos que tienen actualmente en adopción, además, si quieres ayudarles a que puedan seguir rescatando animales, puedes ser Teamer, casa de acogida o apadrinar, entre otras cosas. Infórmate aquí.

Coméntanos si ya conocías a esta protectora o si colaboras activamente con alguna o si, lamentablemente has tenido que rescatar a algún conejo abandonado. Recuerda que puedes hacerlo en Facebook, Instagram o Twitter.

+No hay comentarios

Deja el tuyo

Vivivendoconunconejo.com te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por David Rivilla como administrador de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar la consulta que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los servidores de HostUS (proveedor de hosting de Vivivendoconunconejo.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de HostUs. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@viviendoconconejo.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.