¿…y si soy una mala mamineja?


¡Hola amigoneja/o! Esta entrada de hoy es un poco más personal pero seguro que me entiendes en lo que vengo a contarte. Quiero hablar de la culpa.

Como mamineja he tenido muchos momentos de sentimiento de culpa grande, pero te voy a contar solo unos cuantos…

Cuando era una mamineja inexperta

Creo que la primera fue en las primeras semanas de Mico en casa, por aquel entonces dormía en jaula y cada noche mordía los barrotes. Los mordía mucho, tanto que se hacía imposible dormir. Nos preocupábamos por él porque no sabíamos si le pasaba algo o si simplemente quería salir, así que -entendiendo que era la segunda opción- intentábamos corregirle para que, sobre todo, no se agobiara. Así que cuando mordía la jaula insistentemente le decíamos “¡no!” y lo retirábamos. Esto lo repetíamos siempre que podíamos y un día, al hacerlo, Mico se asustó -imaginamos- e hizo un pipí muy pequeño. ¿Pasó algo malo? No ¿Me sentí mal? Fatal. ¿Cambié algo? Sí.

Cuando castraron a Mico

El día que lo dejamos en el veterinario para castrar, salí a la calle y automáticamente me puse a llorar. Mi pequeño con desconocidos, no podía parar de pensar en eso, en que se iba a asustar. ¿Y si le pasaba algo y yo no estaba ahí? Sabía que estaba en buenas manos, sabía que la probabilidad estaba de mi lado y que casi con total seguridad todo iría bien pero además de estar muerta de miedo, me sentía culpable por dejarle allí solito. ¿Pasó algo malo? No. Si hubiera pasado, ¿habría sido por mi culpa? Tampoco. Pero me sentí fatal hasta que volví a ver a mi bolita peluda.

Cuando Lala perdió una uña

Hace poco Lala se rompió una uña.

Cuando llegamos al veterinario -a ponerles la vacuna- nos dimos cuenta que lo que había en el transportín era una uña, de mi gordita. Por favor, ¡qué mal rato!, ¿qué le había pasado? En seguida pensé que había sido porque cuando la cogí para meterla en el transportín se revolvió y cayó mal justo cuando la estaba bajando ya al suelo para que se tranquilizara. Me sentí una muy mala mamineja, ¿cómo podía mi pequeña huir de mí? Pasé un día apesadumbrada, había perdido una uña por mi culpa…Aunque la veterinaria me dijo que no pasaba absolutamente nada, ni siquiera había sangrado apenas, así que solo tendría un poco de dolor durante un rato..a pesar de decírmelo yo me sentía fatal. Horas más tarde caímos en que no había sido por eso, se había enganchado al saltar…no había sido mi culpa, así que seguramente ya le dolía cuando la cogí y por eso no quería estar en brazos (tampoco es que le guste mucho normalmente..). Mi pequeña sin uñita, pobre.

Y siempre la maldita culpa…

Siempre aparece la palabra culpa, ¿verdad? Vivimos en una sociedad en la que está muy presente, el concepto está muy vivo. Vamos a cambiarla por responsabilidad: podemos ser responsables de alguna situación, pero no tenemos porqué ser culpables. Cuando haces todo lo necesario para su bienestar, cuando le ofreces lo mejor, te informas de sus necesidades y le proporcionas vías de prevención de enfermedades. Cuando le tratas como a alguien de tu familia, entonces eres una buena mamineja o un buen papinejo. A veces pasan cosas, a veces nos equivocamos, erramos o nos olvidamos de algo. Somos human@s.

Mi mensaje hoy es que no te mortifiques, vivir con un conejo significa que vas a entregar tu corazón a una bolita de pelo. Tienes que hacerlo, si no lo haces así nunca disfrutarás de todo lo que puede darte y sobre todo, te perderás un amor que no conocerás de ninguna otra manera. Cuando entregas tu amor normalmente va acompañado de un sentimiento de responsabilidad y protección, no lo confundas con la culpa. A veces las maminejas somos un poco paranoicas y vemos cosas horribles donde no las hay, ésto a veces nos hace darnos cuenta de detalles que quizá nos lleven a dar una señal de alerta al veterinario y en algunos casos, de mejorar la salud de nuestro conejito. Así que relativiza, ¿podrías haberlo hecho mejor?

Yo aprendí que la jaula era una porquería, entendí que cuando lo llevas al veterinario a que lo castren lo normal es que lo pases mal porque no controlas la situación y también aprendí a que tengo que tener cuidado con las cosas en las que puede engancharse al saltar.

Hola, me llamo Rocío y a veces me equivoco, pero siempre aprendo.

#ClubdelasBuenasMaminejas

14 comentarios

Deja el tuyo
  1. 1
    Almudena

    A mi me paso lo mismo de la uñita hace nada, un par de semanas y me paso lo mismo, me senti fatal. Aunque la enana no tenia sintoma de ningun dolor y corria y saltaba como siempre, yo me agobie, me da miedo que les pase algo y no saber solucionarlo.

  2. 3
    Rocio H.

    De Rocío a Rocío, ¡cuanta razón tienes!

    Parece que nos preocupamos y nos mortificamos más de lo necesario, pero es que son tan pequeñitos y saben poner esas caritas tan inocentes, que nos culpamos de cosas que escapan de nuestro control. Los accidentes ocurren, por eso se llaman accidentes, no sirve de nada culparse de lo ya sucedido, sino ponerle remedio para que no se repita y darle a nuestros peques los cuidados necesarios.

    ¡¡Gracias por tan buen mensaje!!

    • 4
      Rocio

      Rocío!! Muchas gracias por tus palabras ^_^ Es verdad que con esa carita, aunque sean ellos los que destrozan se lo perdonamos todo..yo intento ponerle carita de buena cuando pasa al contrario pero no sé si cuela 😛 Un besazo!!

  3. 5
    JESSICA & BABI

    Ay…. pues yo me llamo Jessica… y soy otra preocupada mas…jejeje me emocioné cuando contaste lo del veterinario… me paso parecido… en gran diferencia… ya que yo no me pude aguantar la llorera y ya entre con lagrimas y cuando me miraron ya no me pude contener eché a llorar como si fuera una loca… pero esque no dormí en toda la noche anterior…. por miedo.. por pena de dejarle… y lo mas importante del miedo que tenia… en mi pueblo… pues habia provado varios veterinarios… no me gustó ninguno… me recomendaron ese donde le lleve a castrar finalmente…pero no terminaba de convencerme…. no me fiaba… no se porque algo me decía que no… pero tampoco conocia otro… en fin… le dejé… y cuando fuí a buscarle… aunque estaba vivo… llegamos a casa… y al verle que queria caminar y no podía… “me habian dicho que estaba bien…” y volví a echarme a llorar y le puse con una mantita en la jaula” y lo mas delicado…. no me dieron medicamento alguno… lo que personalmente me dije a mi misma….lo as echo mal… no tendrias que haberle llevado…. suerte que ya tenia en casa hierbas y cositas para el dolor… y sobretodo mucha perseverancia y todas las horas del mundo para estar con el… lo pasé realmente mal… algunas personas de internet (youtubers) me dijeron que aveces no dan medicamento… así que pense pues por mi que lo saco adelante… y si… finalmente esto se quedo en el pasado… pero siempre que lo recuerdo… no puedo evitar sacar las lagrimas… ya que aún hoy me siento culpable porque resulto ser una veterinaria normal no titulada en exoticos….. y si hubiera pasado algo no me lo habria perdonado en la vida….
    Al cabo de un meses o dos también… llego una tarde despues de comer… y ya no me comió mas…no queria beber… le forzaba… estaba echo bolita… y al dia siguiente ya estaba muy disgustada el seguia igual alla las 6 de la mañana… en el trabajo medio llorando.. sin saber que hacer… total que vino una clienta que le gustan los animales.. y me pregunto que me pasaba..se lo comente y me recomendo una clinica a media hora de mi pueblo… mire por internet rapidamente la pagina web… y efectivamente tenia veterinario de exotico… llame y aquel dia no trabaje.. fui a casa cogí al bebé y nos fuimos corriendo… fué hipomotilidad gastrica… 😔lo pasamos super mal durante un tiempo… pero yo seguia con sentimiento de culpa.. todo seguido… castracion, hipomotilidad…”seguramente por jugar con un tunel de carton que es con lo unico que juega, bueno jugaba.. desde entonces..no le he vuelto a poner..tengo panico”… y estando terminando con la hipomotilidad..estava con gases… y cuando estaba casi recuperado… le pasaba algo curioso… se le escapaban gotitas de agua estando sentado y se mojaba el culin… otra preocupación… miramos todo… hasta que al fin pudimos hacerle analisis de sangre… orina… y resulta que esta todo bien solo que sale un poquitin alterado el calcio. Por ejemplo si lo maximo es 15, el tiene 16… y tengo que averiguar toooda la verdura, tooodo lo que lleve menos calcio para darle… y eso que sigo todas las instrucciones de alimentacion… pero bueno… no se como hacer eso pero intento buscar cosas que no contengan mucho calcio o sean diureticas para que no le vuelva a pasar…. él demomento hace 2 semanas ya no se moja.. pero estoy suuper pendiente de él.. demomento estoy viendo haber si sé que puedo darle con menos calcio etc.. pero todo fué muy seguido pero muuy largo.. meses..muy duros… y que por supuesto.. me siento culpable, no puedo evitarlo… pero ahora cuando veo que se echa sus carreras… me hace feliz… porque he conseguido almenos que se sienta bien.. aunque lo pasamos mal… ahora aver si todo lo que biene es bueno… y si no.. seguiremos luchando y aprendiendo juntos. Del minuto uno que esta conmigo es mi bebe… le quiero tanto.. que no puedo imaginar que le pueda pasar algo.. al minimo detalle.. ya me preocupo… me dicen exagerada.. pero esque encima no tengo nadie cercano que pueda hablar de las cositas de él… porque no conozco nadie que tenga conejitos.. y pues nadie puede darme opiniones.. o no se.. no se si me entienden.
    Perdon por el testamento que he escrito… no suelo comentar nunca por vergüenza… pero al ver lo del veterinario… recordé.. y me puse sentimental. Gracias por tanto que aprendemos de ti. Para mi es de muchisima ayuda.

    • 6
      Rocio

      Hola Jessica, me encanta que te hayas podido soltar tanto al leer el post…todos cometemos errores y siempre esperamos que sean los mínimos y menos importantes posible pero…a veces no podemos controlarlo todo. Me alegro que tus peques estén bien a pesar de esos sustillos y de ese calcio que hay que controlar. Aquí me tienes para ayudarte en lo que necesites, yo conozco bien el sentimiento mamineja! y como yo muchas de las que interactuamos por instagram o facebook, no te cortes y lanza preguntas o desahógate cuando necesites. Recibe un beso gordote y unos lengüetacillos de Mico y Lala ^_^

      • 7
        Jessica i Babi

        Muchisimas gracias! Así lo haré a partir de ahora. Ya me siento como de la familia…. creamos una familia internauta muy bonita entre todos. Muchisimas gracias de corazón.

  4. 8
    Patri

    Muy buen post, yo me sentí así cuando no sbia que había que peinarla a diario su primera muda , o sobre todo cuando una bola que adopte se me fue en 5 meses pero pensé que al menos sus últimos meses no estuvo en una jaula encerrada fui feliz y lloras y lloras e intentas pensar bien, los veterinarios al menos los mios siempre saben animar cuando los llevas. Por cualquier cosita, o gran cosa, no me lío rocío gran post , te leo siempre y me encanta ser mamineja!!! Gracias por estar ahí!

  5. 10
    Bea

    Hola Rocio. Como te entiendo!
    Me gustaría hacerte una consulta; Yo tengo a mi gorda desde hace casi 4 años, pero pasa muchas horas solita en casa cuando no estamos y había pensado en adoptar a otro conejo o coneja para que se sienta mejor.
    El caso es que olvi tiene ya 4 años y no sé si ya es muy mayor para que empiece a convivir con otros conejos. ¿ podrías darme tu opinión y orientarme?
    Gracias de antemano.

    • 11
      MARINA SILVIA BARBOS

      Hola Bea. Yo te hablaré por mi propia experiencia…mi conejito tiene 3 años y pico y convive perfectamente con nuestras cobayas. Hace unos meses nos trajeron un conejo a casa para cuidarlo mientras sus papinejos estaban de vacaciones, intentamos hacer las presentaciones, dejando que se huelan primero entre las rejas y luego cuando los juntamos…en fin, una pelea increíble. No se podían ni ver y eso que los 2 están castrados. Tuvimos que dejar al otro conejo fuera del parque y entre las rejas no paraban de molestarse y el otro de las mordidas que le hacía al mío le quedó la nariz pelada…Por ese motivo yo no adopté ningún otro conejo ni nada. Quizá también reaccionó así porque el otro conejo lo molestaba mucho al mío y su mamineja ya me dijo que molesta mucho también al gato, no lo sé. Obvio que quizá no te pasará a ti lo mismo o quizá si coges una hembra y los esterilizas quizá no haya problemas, pero mi experiencia fue esta y la verdad no me atrevo a probar más con ningún otro conejo, porque se pelearon y salió volando pelo por todas partes y esos segundos de pelea fueron horribles. SI los llego a dejar, se matan. Literalmente.

    • 12
      Rocio

      Hola Bea! Ellos son animales sociables, es decir, viven bien en sociedad y suelen tener “amiguitos” cuando están en libertad absoluta. Es verdad que como dice Marina, no siempre es fácil que convivan. La mejor pareja dicen que es hembra y macho castrados y, como son animales muy territoriales, necesitan de un buen proceso de socialización. Nosotros estuvimos unos dos meses de socialización. Así que en principio te diría que sí, que le dieras un hermanito a tu gorda, y adoptaría un conejito que no fuera gazapín sino más bien de su edad para que las energías fueran parecidas y en la protectora te pueden decir el tipo de carácter que tiene. En cualquier caso, es para meditarlo porque es el doble de gasto…y el doble de amor ^_^ Un besinejo y ya me cuentas!

  6. 13
    MARINA SILVIA BARBOS

    Cuánta razón…a mí con lo de la castración me pasó lo mismo, me sentí mal. Igual que cada 6 meses cuando vamos a ponerle la vacuna de la mixomatosis, sé que es para su bien, pero me da penita y también cuando se acerca el día estoy muy pendiente para que no pase ni 1 solo día sin la vacuna.
    Hace 2 añitos o así me pasó algo horrible con Nico. Estaba aun en la jaula por la noche, solo estaba por casa de día 🙁 y mi abuela dormía en mi habitación. Como él hacía mucho ruido y le molestaba, lo llevábamos a la cocina. No se me encendió la bombilla de que era invierno y pasaría frío, además de que una de las ventanillas no estaba y entraba el aire…a la mañana estaba muy apático, con las orejas congeladas y apenas se movía. Me di cuenta que era una hipotermia, lo puse rápidamente al sol, cogí el transportín y fui escopeteada al veterinario. No tenía mucha hipotermia, la veterinaria me dijo que hice bien en ponerlo al sol, de esta manera evité que bajara más su temperatura. Lo tuve que dejar ahí hasta la tarde, me sentía fatal y ahora cada vez que lo pienso me siento culpable y mal, pero no me di cuenta de que pasaría frío…
    A la tarde fui a buscarlo y ya estaba bien, le lleve pelas de zanahoria y tuvo agua todo el día ya que le dejé ahí la botella. Aprendí que hay que vigilar mucho con eso, porque aunque digan que los conejos soportan mejor el frío, parece que Nico es todo lo contrario. Empecé a acostumbrarlo a ponerle mantas (antes las mordía) e iba y voy siempre vigilando que no tenga ni frío ni calor. Ahora, tengo que decir que está hace tiempo en un parque de casi 4 metros, con mantas, tiene un radiador al lado por si hace frío, tiene su casita…No ha vuelto a pasar, ni pasará. Pero de verdad que me sentí muy mala madre. Pero también es verdad que aun estaba aprendiendo a como cuidarlo lo mejor posible y como que mordía las mantas, toallas o lo que sea, no me atrevía a ponerle porque luego si se las tragaba era peor…eso con la castración disminuyó y ahora ya no las muerde. Gracias a Dios está genial 🙂 y yo ya tengo más experiencia.

    • 14
      Rocio

      Ay Marina, ¡qué sustos nos dan! Te entiendo perfectamente porque aunque hay cosas que las hacemos con la mejor de las intenciones, por la inexperiencia -y por la falta de información a veces- el resultado a veces no es el que esperábamos. Pero bueno, lo importante es que aprendiste y que ahora Nico está mejor que quiere!! jaja Muchas gracias por contar tu experiencia, un besinejo grande!

+ Deja un comentario