¡Hola amigoneja/o!
Hasta hace poco sólo había oído hablar de él: que era maravilloso, que los conejos lo adoraban… pero yo miraba las webs y decía “¡esto es muy caro para ser un cepillo!”. El cepillo furminator es un cepillo para todo tipo de mascotas (los hay de varios tamaños y para diferentes larguras de pelo) que tiene bastante buena reputación. La cuestión es que hace poco me decidí a comprarlo y, después de usarlo en varias ocasiones, tengo que decir que me ha gustado mucho.

Mico es un conejo de angora, y como sabréis, necesita de cuidados especiales: hay que cepillarle frecuentemente y vigilar que no se le formen nudos, ya que éstos son peligrosos sobre todo si se pegan a la piel haciendo que no respire y puede provocar dermatitis, con todo lo que eso conlleva.

Probando el cepillo Furminator para conejos

Así que lo compré: el furminator para gatos de pelo largo. Lo probamos con Mico y… ¡la primera vez que se está quieto pasándole el cepillo!
Pese a su (relativamente) elevado precio, creo que lo vale. Tiene un mango ergonómico, de goma, que hace que se sujete con facilidad en la mano y no se resbale. Y es muy fácil de utilizar: simplemente lo pasas por el pelo y va arrastrando todo el sobrante. Cuando tienes suficiente pelo en el cepillito, empujas una palanca que tiene y se retira fácilmente.
Es cierto que es un cepillo que arrastra mucho pelo, pero es interesante que sepas que no hay que abusar de él. Es decir, puedes pasarlo por el pelo de tu conejito pero no utilices exclusivamente este cepillo porque corres el riesgo que quites pelos de más o incluso provoques, sin querer, alguna calva.
Por lo que he leído es algo generalizado, a los peludines les suele gustar. A su favor: es cómodo y nada invasivo. En contra: el precio, mínimo unos 25€. Os dejo el vídeo de cómo utilizarlo:

¿Qué te ha parecido este post, te ha servido?

¡Haz clic en un corazoncito para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

De momento no hay votos, ¡deja el tuyo y estrénalo!

Pin It on Pinterest