¡Hola amigoneja/o! Recuerdo la primera vez que noté que Mico estaba cambiando el pelo. De repente, durante el verano me di cuenta de que tenía menos pelo en la parte del lomo. Me asusté bastante en un principio porque -recuerda que Mico es un conejo de angora- le noté mucha menos densidad en su larga cabellera. Empecé a investigar y pude respirar tranquila…estaba en plena muda de pelo. Así que hoy voy a hablar de la muda en conejos.

¿Qué es la muda en conejos?

La muda de pelo es frecuente en los conejos (y en los humanos, yo ahora mismo también estoy en ese proceso). Los bebés empiezan a mudar a los 4-5 meses y a partir de ahí mudan frecuentemente. Los conejos que viven con nosotros mudan varias veces a lo largo del año, aproximadamente cada tres meses. Aunque la muda más visible es en primavera, con el inicio del calor. No le tengas miedo a la muda porque le ayuda a regular su temperatura corporal, adaptando el pelo a las necesidades climáticas. También mudará cuando acabe el calor y empiece el fresquete. Y tranquila, es posible que el pelo nuevo que crezca sea de un color diferente al que tenía.

Suele empezar en la cabeza y progresivamente se mueve hacia la cola hasta que acaba en la barriguita, esa es la teoría. En la práctica puede que algunos «parcheen», es decir, que no muden de manera equitativa si no que vayan perdiendo pelo a parches o incluso que tengan calvas. Otros mudan de manera que dejan como unas líneas en su pelo, tampoco te preocupes, cada peludo es un mundo.

El miedo a las calvas

¡Terror cuando encuentras una calva! ¡Mi conejo se queda calvo! Observa bien la piel que se queda descubierta, ¿está rosita? ¿parece que tiene pelusilla creciendo? Entonces no pasa nada, simplemente ha tenido una caída masiva en esa zona. Pronto volverá a crecerle el pelo, aunque no está de más que observes la zona. ¿Tiene la piel de un color más extraño? ¿parece que tiene caspa? Mejor acude al veterinario de exóticos para que le eche un ojo, puede que sea otra cuestión de salud.

Súper Guía de Vegetales

Lleva siempre contigo la lista de vegetales y frutas aptas para tu conejito

Pero…¡mi conejo no muda el pelo!

¿Seguro? Quizá es de pelo corto y apenas lo notas…pero sí, también muda el pelo. Pásale la mano por encima y verás que acabas con pelitos cortos en ella. Así que también puedes seguir los consejos que te dejamos a continuación. Recuerda que aunque se note menos, también lo sufre.

¿Qué puedes hacer para ayudarle?

  • Cepíllale cada día, ayuda a retirar el pelo sobrante con un cepillo especial. Aquí te hablamos del Furminator, aunque si no tienes ese, cualquier otro irá bien.
  • Como siempre, controla sus cacas. Si ves que tienen pelito pegado entre ellas, es que tu conejo está tragando mucho pelo cuando se acicala. En este punto hay que gente que decide dar malta o un trocito de piña un par de veces a la semana con la intención de que no se haga una bola de pelo en el intestino. Aunque también es cierto que por lo que me he informado, la malta puede ayudar a taponar aún más si ya hay una bola. Y, por otra parte, la piña es alta en azúcar. Así que lo dejo a tu elección porque parece ser que en este tema tampoco hay un consenso. Existen algunos suplementos que son de soporte al sistema digestivo, como el Natural Science de Oxbow Papaya Support o de la misma marca el Digestive Support. Ambos ayudarán al sistema digestivo a hacer sus funciones con normalidad en épocas más dificultosas.
  • Una vez más, el heno será nuestro aliado puesto que tiene mucha fibra y ayudará a empujar el posible pelo que haya podido ingerir. Siempre será mejor que haya cacas con pelo a que no haya ningún tipo de caca. Se suele decir que el heno de avena ayuda en esta época.
  • Es importante que beba mucho líquido, ya sea con agua o con vegetales que tengan bastante proporción de agua. De esta manera, el agua podrá ayudar a mover el contenido del estómago.

Cuanto antes aprendas a convivir con el pelo que va a soltar tu conejito (sobre todo si es de pelo largo), mejor. Recuerda seguir nuestros consejos y cepíllale frecuentemente, aprovecha los ratitos de mimos para quitarle pelo con la mano, ¡cualquier ocasión es buena! Mucha paciencia y ¡a cepillar!
¿Y tu peludín cómo va con el pelo? Cuéntanos en los comentarios, en Facebook, Instagram o Twitter.

¿Qué te ha parecido este post, te ha servido?

¡Haz clic en un corazoncito para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

De momento no hay votos, ¡deja el tuyo y estrénalo!

Pin It on Pinterest