¡Hola amigoneji! Hace ya un poco más de un año nos mudamos de piso (aquí te dejo un post con consejos para la mudanza con conejos) y quiero aprovechar la coyuntura para contarte algunos trucos que hemos usado para proteger los muebles, adaptar la casa y sobre todo cuidar que los conejitos no sufran ningún daño y disfruten a tope de casa, sin jaulas.

 

Proteger los muebles

Aquí entra en juego un factor decisivo de cada casa: ¿cuánta importancia le damos a la estética, al diseño, a la decoración? ¿Se puede tener una casa bonita si vives con conejos? Yo creo que sí, pero también creo que tienes que tener en mente que hay cosas que pueden ocurrir y que tienes que estar preparada para ver en algún momento unas patas mordidas, una cortina mordisqueada o un suelo sucio. En cualquier caso, te indico algunos artículos que hemos adquirido para evitar males mayores:

 

  • Bloqueadores de juguetes: Te pongo un link de Amazon, aunque no sea mi tienda preferida ni mucho menos…pero ahí lo encontramos nosotros y no lo he visto en otra tienda online. Bueno, estos bloqueadores pueden servirte para engancharlos al suelo o al mueble y evitar que muerda el bajo del mueble, por ejemplo. En nuestro caso enganchamos el bloqueador al mueble, así que queda un trocito por abajo al aire, porque más que evitar mordidas en el mueble, queríamos evitar que Mico se metiera por debajo del mueble del televisor y quedase atrapado. También evitará que se cuelen cosas al otro lado (cosas grandes, las cacas te digo yo que sí). Vienen en lotes de 5 piezas o más y de distintos tamaños, se pueden cortar y apañar para distintos sitios. Nosotros llevamos un año con ellos y estamos contentos. Al ser transparente crea un efecto chulo.
  • Parque desmontable: Como el que te pongo justo más abajo. Este tipo de parques son muy versátiles porque lo podrás usar tanto como parque en situaciones concretas (socialización, cuando por enfermedad necesita no moverse mucho, cuando limpias algo y quieres asegurarte de que no accede a esa parte, etc) como individualmente cada módulo o en pareja, etc. Nosotros tenemos un par de parques (desmontados) y los ponemos en sitios puntuales: para que no lleguen a algunas plantas, rodeando el sofá para que no lo muerdan, en alguna esquina…y el que nos va mejor: para que no muerdan la pared. Porque sí, hay conejos que muerden las paredes…y no es agradable para nuestros bolsillos en ningún sentido. Por cierto, cuanto más alto el parque, mejor. Que los conejos saltan mucho.

Proteger el sofá

El sofá puede salir maltrecho por varios motivos: porque les guste escarbar el sofá y como consecuencia haya rotura de los cojines y también por el pipí que más de un conejito le gusta hacer encima del sofá. Aquí unos trucos:

  • Proteger el sofá del pipí del conejo: Otra vez te tengo que poner un link a la página maldita. Pero esta es la que compré yo. ¿Va bien? Pues te diré que nosotros la usamos doblada en tres veces y solo en la parte donde nos sentamos. Para que proteja del todo y no traspase tiene que haber pasado poco tiempo del pipí, si no es posible (no siempre, la verdad) que acabe calando y manche el sofá. Así que nosotros la doblamos y la ponemos en esa zona, para nosotros no es problema porque solo sube/n ahí. Pero tenlo en cuenta. Estas fundas se pueden lavar en la lavadora (importante). Quizá haya fundas que de verdad tengan un efecto impermeable duradero, pero a nosotros el truco de doblarlo al menos nos hace el apaño.
  • Proteger el sofá de que hagan agujeros: Aquí poco te puedo decir, la verdad. Si tu conejito es de los que son intensos con el sofá y con romperlo…intenta que no tenga acceso. Para ello puedes ponerle una valla (lo que te comenté anteriormente) por donde creas que pueda tener acceso. En nuestro piso de Sevilla utilizábamos el parque como valla para que no accedieran a la zona donde estaba la zona del sofá y la tele porque en ese momento, dada la disposición del piso no podíamos asegurarnos que pasara algo malo (también había una escalera en esa zona, así que mejor prevenir). Como te decía antes, cuanto más alta la valla, mejor. Spoiler: Lala de pequeña saltó la valla de casi un metro.

Proteger el suelo

  • Alfombras: Tanto para que no pasen frío en invierno, para que no se resbalen al limpiarse o para que, simplemente, tengan donde hacer tracción para hacer binkies (saltitos de alegría), una alfombra siempre es una buena opción. Hemos tenido vinílicas (las han mordido) y de algodón (las han mordido). Así que mi consejo es que tengas la que mejor crees que vaya a ir. Las de vinilo se limpian con un trapito o con la fregona directamente, las de algodón se pueden meter en la lavadora. Todo dependerá del diseño que quieras en casa y de los dientecitos de tu conejo y su ansia destrozón. Consejo: si es muy destroyer no inviertas en cosas muy caras.

Proteger los cables

  • Protector de cables: Esto es súper importante, no solo porque te quedes sin internet en casa, sino porque puede pasar una desgracia muy grande si el conejito muerde un cable y el aparato está enchufado a la corriente. Así que primero, intenta resguardar y esconder todo lo posible los cables. Y después, con aquellos que sea imposible, puedes poner un protector de cables. Los tienes en Ikea, en Leroy Merlín o en cualquier ferretería. Los hay más caros, más resistentes o más baratos y seguramente más fáciles de romper. Observa bien el estado de estos protectores y cámbialos cuando lo consideres necesario. Spoiler: sí, pueden destrozar el protector y acabar haciéndose daño.
  • Vallas: En este caso también podrás poner una valla, quizá te salga más a cuenta en cuestión de seguridad en casos como la cocina, la lavadora, etc.

Proteger en el balcón / terraza

Aunque parezca difícil de imaginar, los conejos pueden saltar muy alto. Esto significa que tenemos que tener mucho cuidado con las alturas. Tanto dentro de casa, pero sobre todo fuera. No sería el primer caso de un conejo que se ha colado entre los barrotes del balcón o que ha saltado fuera en una ventana o la terraza y esto puede ser mortal.

¿Qué podemos hacer? Poner malla en el balcón, la típica protección para los niños. Si el muro es bajo se puede poner red protectora como se hace con los gatos o incluso puedes poner algún tipo de revestimiento natural (resistente, claro) de manera que gane altura y se le haga imposible saltar.

Con las ventanas pasaría igual, una mosquitera resistente te puede ayudar en este sentido. Puedes comprarlas en tiendas de bricolaje, por ejemplo. 

 

Consejos extra para proteger al conejo en casa

 

Algo que siempre recomiendo yo es que, antes de nada, le observes bien. Cuando llegan a un sitio nuevo al principio están cohibidos pero al cabo de unas horas normalmente empiezan a explorar y es ahí donde podrás darte cuenta de qué intereses tienen y, por lo tanto, qué tienes que proteger. 

Al ratito de estar en el nuevo piso, observé cómo Lala se fue directa a arrancar el papel de pared. Así que nos pusimos manos a la obra e hicimos una chapuza para que no pudiera arrancarlo (sí, pusimos cinta adhesiva) y más tarde pusimos vallitas del condo en las zonas de más accesibilidad.

Otro consejo que puedo darte es que no dejes zonas con huecos a medias. Me explico: que no haya un hueco pequeñito entre el sofá y otra cosa porque entonces, el conejito querrá pasar y empezará a morder a ambos lados hasta que consiga meterse. Mejor separa esos espacios para que no tenga tanta curiosidad o bien júntalos lo máximo posible para que no pueda ni siquiera meter la boquita.

Espero que esta información te haya servido, ¡compártela con alguien que creas que puede interesarle! Y no te olvides de seguirnos por las redes sociales: InstagramYoutubeFacebookTwitter. ¡Un besinejo y hasta la próxima!

¿Qué te ha parecido este post, te ha servido?

¡Haz clic en un corazoncito para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

De momento no hay votos, ¡deja el tuyo y estrénalo!

Pin It on Pinterest