Adapta tu casa a los conejos


¡Hola amigoneja/o! Si ya te has decidido a tener un conejito como compañero de vida, y ya leíste nuestros consejos sobre qué necesitas tener en casa para acogerle como se merece, ahora te damos unas recomendaciones para tu hogar. Créeme que vivir con un peludín va a cambiar tu vida porque va a llenarla de amor, pero también vas a tener que adaptarte al nuevo compañero. ¿Cómo puedes hacer para que la convivencia sea la mejor para todos? Adapta tu casa a los conejos para que sean felices en ella.

  • Cables: a los conejos les encanta morder los cables, una vez leí que es porque les recuerda las raíces que se encuentran mientras están escarbando para hacer la madriguera. Así que si se encuentran un cable colgando en su camino, créeme que lo van a morder. Lo malo no es que pierdas tu cable, lo malo es que esté conectado y el peludín reciba una descarga al moderlo. ¿Cómo puedes solventar este problema? Hay protectores de cables, como el que tienen en La Pradera online.  Esconderlos también es una buena opción, sobre todo quitarlos de su vista. La siguiente foto es una muestra gráfica de las consecuencias de no guardar bien los cables:
Conejo domestico | Casa de conejos | Viviendo Con Un Conejo | Belier | Angora

En esta ocasión Mico hizo el efecto grapadora para moverlo de sitio o comprobar si tenía sabor.

  • Muebles: debes saber que les encanta morder la madera, sobre todo cuando se aburren o cuando -otra vez- tienen reminiscencias a la madriguera. Los bajos de los muebles, las patas de las mesas o sillas…todo eso son objetivos de los dientecitos de tu querido conejo. Hace poco vi una idea que me pareció bastante cuqui: poner calcetines de niño en las patas de la mesa o, como en este caso que podemos ver en Etsy, si eres mañoso o mañosa, hacerlas tú mismo.
Conejo domestico | Casa de conejos | Viviendo Con Un Conejo | Belier | Angora

Calcetines para patas de muebles – Porpor Handmade

Para tenerlos entretenidos, procura tenerles juguetes de madera o cajas de cartón con la que puedan jugar -no hay problema con que coman un poco de cartón siempre y cuando no tenga tinta- y destrozarla a su antojo.

  • Paredes: a algunos conejitos les gusta moder los rodapiés (por suerte en nuestra casa no ha pasado eso), pero es posible que al tuyo sí, o que incluso le guste morder las paredes. Aquí el consejo que podemos darte es que le enseñes a que no lo haga, obsérvale bien y procura que no lo haga: un “¡NO!” firme cada vez que lo haga o un chisteo (“tssss”) hará que se aleje de la zona, aunque son muy persistentes y seguramente vuelva. Paciencia. También hay personas que prueban a ponerle vinagre o ajo en la zona para que -por el olor- lo repelan.
  • Zonas donde puede hacer pipí: si tu peludín aún no está acostumbrado a hacer sus cositas en la bandeja higiénica, es más que probable que en uno de sus paseos te deje como regalito un charquito, así que te aconsejamos que pongas una bandeja o esquinera en algún que otro punto más de tu salón. De esta manera, si le entran ganas de hacer pipí podrá acudir al que esté más cercano.
  • Alturas: los conejos son curiosos por naturaleza, les gusta subirse a zonas altas para poder controlar lo que pasa a su alrededor. Por eso intentarán subirse en sofás, sillas, mesas, sillones, muebles…si tienen controlado su pipí no habrá más problema, si no te recomendamos que pongas algún protector: una manta vieja, una toalla, etc…En cualquier caso vigila siempre que al sitio al que se suban no tenga peligro para ellos, no puedan acceder a otro sitio más peligroso, resbalarse y caer…¡ojo con las escaleras! les encanta subir y explorar..

Mi consejo…

Debes tener en cuenta que nosotros somos firmes defensores de tener a tus conejos libres de jaulas. Es decir, que puedan entrar y salir de ella -si la tienes sólo para la comida y el pipi- cuando quieran y que tengan un espacio amplio donde corretear (siempre y cuando el espacio esté protegido). Somos conscientes de que en muchos casos aunque se quiera es imposible, pero quizá puedas adaptar un área de tu casa para ellos, estoy segura que si lo haces no te arrepentirás porque les verás mucho más contentos y cercanos contigo. Y, sobre todo, porque merecen vivir en un espacio grande y felices. ¡Pruébalo, no te arrepentirás!

Cuéntame qué te parece en los comentarios, Facebook, Twitter o Instagram.

Suscríbete a la newsletter y recibe un regalo

2 comentarios

Deja el tuyo
  1. 1
    Paqui

    He visto cables más pelados que el tuyo te lo aseguro 😂😂😂
    Yo también convivo con una coneja que le encantan los cables, los rodapiés y las patas de la sillas (eso he conseguido que no las muerda) pero con el taburete de madera que tengo es imposible.
    La mía anda saltando y brincando por TODAAS la casa jeje

    • 2
      Rocio

      jajajaja desde luego, también he sufrido otros cables más destrozados jaja. A Mico y Lala les va por temporadas lo de mordisquear la madera…
      Muchas gracias por tu comentario, Paqui!! Me encanta que salte y brinque por toda la casa, eso sólo puede significar que es muy feliz.

+ Deja un comentario

Vivivendoconunconejo.com te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por David Rivilla como administrador de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar la consulta que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los servidores de HostUS (proveedor de hosting de Vivivendoconunconejo.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de HostUs. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@viviendoconconejo.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.