Este es uno de los temas más importantes que podrás encontrarte a la hora de vivir con un conejo. La alimentación del conejo es la base de una buena salud y de que viva muchos años. Proporcionarle una buena alimentación, una comida adecuada a tu conejito, puede ser la diferencia entre que viva muchos años o que no lo haga. Así que en este punto hay que ser muy responsable y darle lo mejor -que no tiene porqué ser lo más caro- con la mayor información posible disponible.

La alimentación básica del conejo

Lo hemos leído muchas veces, la alimentación básica de un peludín es agua y heno. Esta es la base, pero como sabes, ampliamos la dieta añadiendo verduras, pienso y ocasionalmente algún tipo de fruta o premio.

  • El heno constituye el 80% de su dieta diaria. ¿Por qué? Porque además de aportar fibra (y ayudar así con sus cacotas), ayuda a que desgasten los dientes. Tiene que estar a su disposición las 24 horas del día, los hay de muchos tipos: opta por el que tenga fibras largas, sin polvo y verdecito.
  • El pienso (o pellets) debe ser sin ningún tipo de semilla ni nada más que el heno prensado (los palitos oscuros) así que evita los de supermercado porque tienen más semilla que otra cosa…El pienso le va a aportar fibra (intenta que el que compres tenga mínimo un 20%), proteína y grasa, de ahí que sólo le demos dos cucharadas al día. ¡Ojo! Es la drogaína de los conejos. ¡Se vuelven locos por el pienso!
  • Vegetales. Comprueba que esté limpia y no muy fría. Verduras y hortalizas como los canónigos, berros o endivia son buenas. Prohibida la patata, el puerro, la cebolla o el ajo. La lechuga es controvertida, la iceberg dicen que es mala, así que evitando esta, podrás darle lechuga verde o roja. La zanahoria es otro clásico del que no se puede abusar, tiene mucho azúcar, así que dásela muy de vez en cuando, o mejor ni se lo des. Aquí te dejo un listado de vegetales y frutas aptas para conejos.
  • La fruta. Sólo como premio. Las frutas no tienen porqué ser tóxicas (algunas sí que lo son) pero tienen mucho azúcar que para ellos no es necesario e incluso puede ser contraproducente. No asimilan bien los azucares, y a la larga, pueden provocarles daños en el sistema digestivo. En verano un poquito de sandía ayudará a que se refresque. Los plátanos son adictivos para muchos de nuestros orejones, también les puede gustar la manzana, la piña, la fresa o la cereza. Como siempre, utiliza el sentido común y dales poco para ver cómo les sienta e intenta que no sean alimentos muy fuertes para ellos.

Súper Guía de Vegetales

Lleva siempre contigo la lista de vegetales y frutas aptas para tu conejito

¿Qué comen los conejos bebés?

La alimentación de un gazapo tiene que ser básicamente la de la mamá durante -mínimo- los dos primeros meses de vida, cuanto más tiempo, mejor. Un error que se comete es destetarlos pronto y de esta manera no obtienen lo necesario para su sistema autoinmune. Esto suele ocurrir en conejitos que vienen de criaderos, sea en tienda o con otra forma de venta. En casa deberán comer heno o alfalfa. La alfalfa es buena para las épocas de crecimiento ya que aporta mucho calcio a su alimentación. El pienso será especial para peques (normalmente se le llama pienso junior) de manera generosa. Y las verduras se pueden ir introduciendo a partir del tercer o cuarto mes, siempre poco a poco: se le da a probar una verdurita y dejamos que pasen dos días sin darle más hasta que comprobamos que no le ha sentado mal. Así poco a poco le podemos ir ampliando el catálogo de verduras a su disposición.

¡El pan es malo para los conejos!

A estas alturas ya sabrás que la alimentación del conejo es sumamente importante para una vida sana y brincadora. Una cosa que suelo ver bastante y que siempre me sorprende es el pan en su alimentación. Hay personas que, con toda la buena intención, les dan pan duro para que desgasten los dientes. Pues no. Nunca le des pan, no les aporta nada y además les cuesta digerirlo. El heno es mucho más sano y realiza esta función a la perfección. ¡Así que destierra el pan de su dieta! Espero que te haya servido de ayuda esta pequeña introducción a la alimentación de los conejos. ¡Gracias por leer hasta aquí! ¡Comparte si te ha parecido interesante!

¡Cuéntame en comentarios cómo te ha ido con tu conejito! Y no te olvides de seguirnos por las redes sociales: InstagramYoutubeFacebookTwitter. ¡Un besinejo y hasta la próxima!

¿Qué te ha parecido este post, te ha servido?

¡Haz clic en un corazoncito para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

De momento no hay votos, ¡deja el tuyo y estrénalo!

Pin It on Pinterest